Kiwi está ahora felizmente adoptada.