banner-perros-abuelos

Muchos conocemos a abuelos entrañables que luchan por ganar la batalla a la soledad acompañados de sus amados animales.

Muchos de ellos, lamentablemente, tienen familia pero la que de verdad los acompaña en la recta final de sus vidas, es la familia de 4 patas.

Es triste ver como cuando esos abuelos pasan a mejor vida, el futuro de sus amados compañeros se tiñe de incertidumbre y angustia.

En demasiados casos, la codicia es lo único que moviliza a la familia que queda pero, ninguno se preocupa de ese compañero fiel que hubiera dado su vida por su amado dueño fallecido.

Ni siquiera el respeto al amor que unía a ambos sirve para ablandar corazones de piedra que solo piensan en deshacerse de cualquier “carga”.

Como resultado, en las jaulas de perreras y protectoras del país, hay cada vez más casos de animales que pasaron de ser lo esencial para alguien a ser, de la noche a la mañana, el despojo de una sociedad carente de valores.

El trauma para esos animales es, en muchas ocasiones, tan atroz que acaban muriendo de tristeza sobre el cemento de esa jaula, convertida en su propia tumba.

Nuestra sociedad, materialista y superficial, debe aprender con urgencia, que cualquier vida es digna de respeto.

Equipo A.M.A.P

5.00 avg. rating (85% score) - 6 votes