banner-violette

Me dirijo a usted para dejar constancia de la atrocidad que cometió el pasado domingo 25 de octubre, de la cual yo he sido testigo. Puedo atestiguar que usted atropelló a Violette, rompiéndole la columna y dejándola tirada en la carretera con todo el sufrimiento que esto conlleva. Puedo testimoniar que no le brindó ningún tipo de auxilio, la dejó sangrando en el suelo, casi inmóvil donde yo la encontré.

Imagínese por un momento que usted es atropellad@ por un desalmado que, lejos de ayudarle, l@ desampara, se desentiende, dejándol@ con un dolor insufrible, imagínese tirad@ como un trapo en una cuneta, aterrad@, sufriendo por su vida, mientras involuntariamente una masa de sangre y excrementos emana de su ano, usted no se daría cuenta ya que estaría insensibilizad@ de cintura para abajo, imagínese que mientras se debate entre la vida y la muerte debe estar atent@ porque existen otros seres hostiles, como el que le acaba de atropellar, que podrían descubrirle y aprovechar su imposibilidad de defenderse para atacarle y regodearse de su dolor, una forma de entretenimiento extendida ente muchos humanos.

Violette no lo imaginó, lo vivió en sus propias carnes. Usted la atropelló, usted la mató y esa noche mientras ella dejaba este mundo, usted durmió placidamente, sin un ápice de remordimiento. Cuando usted disfrutaba de su vida yo acompañaba a esa pobre gata en su muerte.

Pero me debato en la incertidumbre, no estoy segura si usted es un monstruo, un Frankestein producto de esta sociedad indolente, especista y cruel o una víctima más de dicha sociedad que lo ha convertido en un autómata sin sentimientos, sin capacidad de sentir, de empatizar. Usted está huec@, vací@…me repugna y me apena a la vez y solo puedo desearle que nunca tenga que pasar por lo que pasó Violette, ni usted ni los cientos de conductores que a diario arrollan animales y los abandonan a su suerte.

Atentamente,

Equipo A.M.A.P

4.82 avg. rating (88% score) - 11 votes